Satya, veracidad.

Actualizado: 19 de oct de 2018


La raíz de Satya, SAT, significa “ser”, “aquello que existe”,  por lo que se traduce como como “lo real” y “lo verdadero”.


Satya es el segundo Yama; significa veracidad. En el sentido de ser sincero con los demás y con nosotros mismos, no engañar ni auto engañarnos. Conducirnos en la vida con veracidad.



En Satya tienen cabida otros aspectos más sutiles de la NO verdad como las injurias, la deshonestidad con los demás y uno mismo, el engaño, las falsedades en transacciones o estafas, la calumnias, los chismorreos, el ridiculizar a otros. Consecuentemente, escuchar rumores y dejar que sean divulgados es tan grave como hacerlos circular.


Pero cuidado, hay que decir la verdad cuando y solo cuando es buena para los demás. De la forma más adecuada y en el momento más oportuno posible se transmite a la persona apropiada la verdad que, sin herir, es buena, útil y favorable para la evolución armoniosa de la relación. Con esto no te dijo que haya que callar, porque se podría pensar que se entra en falsedad y estaríamos de nuevo en esa no verdad. Lo que digo es que digas las cosas sin hacer daño y si no mejor no digas nada. Se pueden decir las cosas de muchas formas, encuentra la más adecuada, no hace falta ser duros ni crueles. Satya combina la verdad, la sinceridad, y la claridad con el uso benevolente de la palabra y de la acción de la mente. La capacidad de ser honesto sin herir a nadie, porque Satya no solo es verdad de palabra, también lo es de pensamiento y de obra, eliminando de raíz toda malicia. Así pues, “no mentir” no es solamente esforzarse por decir la verdad, sino también procurar que la palabra que se pronuncie no arriesgue causar perjuicio a otro.


Ahimsa y Satya están tan íntimamente unidos que el hecho de que ambos existan hacen del otro algo mucho mejor. Ahimsa (no violencia) se nutre de Satya (verdad) para no convertirse en algo falso. Satya se nutre de Ahimsa para no provocar un dolor innecesario. Todos los Yamas y Niyamas ( y así ocurre con el resto de los Ocho Pasos) son un “suma y sigue” y así, Ahimsa no sería Ahimsa si no cumpliera Satya y Satya no sería Satya si no cumpliera los requisitos de Ahimsa.


Satya  significa veracidad en todo sentido en la vida diaria, por lo que es muy difícil establecerse en esta virtud. Tus pensamientos deberían coincidir con tus palabras, y tus palabras deberías coincidir con tus acciones. En este mundo, la gente piensa una cosa, dice otra y hace una tercera. Eso es deshonestidad. Debes observar cuidadosamente tus pensamientos, palabras y actos. Lo poco que ganas diciendo una mentira no es ganancia en absoluto.


Satya nos hace dar un paso más en el crecimiento propio, que nadie ha dicho que sea fácil y sencillo, y que nos transforma en el camino hacia conseguir ser al 100% lo que cada uno es. Satya nos llama a ser 100% auténticos. Ser 100% auténticos quiere decir ser 100% lo que somos. Lo que sentimos, lo que queremos, lo que realmente queremos. No lo que queremos querer, no lo que nos da miedo perder, no a lo que nos hemos acostumbrado, lo que nos hemos creído o lo que nos es más fácil. No lo que nos da vergüenza enseñar o decir, no lo que nos convencen de que es mejor para nosotros…


Sí, es complejo. Además de porque simplemente a veces cuesta derrumbar los preconceptos que nos hemos construido cuando creemos que aún nos sirven y encontrar la verdad de nuestros actos y de nuestra vida puede ser duro, si no porque necesitamos calma, humildad, sinceridad, valentía y mucho cariño para afrontarlos.


Es importante que nos planteemos lo que Satya significa para nosotros, igual que hacemos con Ahimsa, en cada momento, en cada situación que se nos plantea el dilema. Es necesario que nos replanteemos las cosas y lleguemos a entender el porqué de nuestros actos y nuestros movimientos para poder conocernos y ser auténticos.


Salamba Sirsasana. Soy consciente de que se me abre el codo izquierdo. No lo quiero ocultar ni trucar, porque el admitirlo y aceptarlo me ayuda a trabajarlo en mi práctica para poder avanzar y mejorar.

Todos somos únicos e irrepetibles. La forma que cada uno tiene de expresarse, de sentir, de vivir es única e irrepetible. No quieras aparentar. No quieras ser lo que realmente no eres. Si hay algo que no te gusta de ti, observadlo y trabaja sobre ello para poder avanzar. Satya nos anima a que seamos nosotros al 100% sin miedos y sin dudas ya que cuando tú ya no estés aquí, no habrá nadie más como tú. Eres único/a y eso es maravilloso.


En tu práctica también actúa desde Satya. No te engañes, no te compares, no quieras llegar donde no llegas. De nuevo, está unido a Ahimsa. No fuerces nada y no te lesionarás, no esperes nada y no te frustrarás. Utiliza los props que necesites, bloques, cinturones, lo que sea que te ayude a realizar una práctica más segura y que te ayude a avanzar, sin pensar que eres peor que otros o que tu práctica deja mucho de desear. Eso si que es una mentira.





Mira hacia dentro y practica y vive desde la verdad.


¡Feliz semana!

135 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Deja ir...