Ishvara Pranidhana. Confía.



El término "Ishvara Pranidhana" se compone de dos palabras; Ishvara, que se traduce como "Ser Supremo", "Dios", "Brahman", "Realidad Última" o "Ser Verdadero" y Pranidhana, que significa "ofrenda". En la mayoría de las traducciones de este Niyama, se nos recomienda "rendirnos" a este Ser Supremo o ser superior, que en esencia significa cultivar una relación profunda y de confianza con el universo, y hacer de cada acción una ofrenda a algo más grande que nosotros.


Ya sabes que el yoga no es una religión, es más, al yoga le da igual que creas en un dios, en veinte o en ninguno. Pero la verdad es que la mayoría de la gente cree en algo, así que llévalo hacia lo que tú creas.


Resumiendo este niyama nos invita a confiar, a confiar en el universo o en lo que sea. A confiar y no tener miedo ni frustrarnos porque al final todo saldrá bien. La vida son etapas, unas mejores que otras pero todo pasa y todo llega... si es que tiene que llegar.


Es como cuando no seleccionan para un trabajo o te han quitado el piso que viste en Idealista y te encantaba. En ese momento te sientes la persona más desgraciada del mundo pero lo más seguro es que más tarde llegue un trabajo mucho mejor y encontrarás un piso mucho más chulo. Es simplemente que eso no era para ti. Confía porque lo tuyo llegará y será mucho mejor de lo que pensabas.


Hay gente que piensa que eso es rendirse, que hay que luchar y no conformarse y de verdad que es un error pensar así.


En la práctica igual, como te digo muchas veces, no tengas prisa, no fuerces nada, todo llegará si es que (para ti) tiene que llegar. Por otro lado, a veces, la práctica de asana consiste en encontrar consuelo en la incomodidad, apoyarse en nuestros límites y aprender formas de enfrentar situaciones difíciles. Sí, el yoga nos hace sentir bien; nos cura cuando estamos heridos y nos ayuda a encontrar luz cuando todo lo que vemos es oscuro, pero también nos muestra de qué estamos hechos cuando las cosas se ponen difíciles.


Asanas como Janu Sirsasana, acercarse a un equilibrio de brazos o incluso mantener Virabhadrasana II por 10 o más respiraciones puede ser exigente, pero es cuando nos rendimos a la incomodidad, la fuerza y ​​el poder de la postura que realmente sentimos y experimentamos a nosotros mismos creciendo y transformándonos en ese preciso momento. Permanecer en una postura para respirar unas cuantas veces y rendirnos a cómo se siente en este momento nos muestra lo fuertes que podemos ser en ese momento, y cómo incluso cuando la mente dice que no podemos, el cuerpo nos muestra que sí.



Camatkarasana. Las asanas de apertura nos llevan a exponernos, por lo tanto nos ayudan a confiar.


Estamos tan inclinados a controlar cada una de nuestras acciones y su resultado, y confiar no siempre es fácil. Si eres el tipo de persona que necesita ese sentido de control en la vida, y estás en constante batalla con la "mente de mono" (que supongo que somos muchos de nosotros), Ishvara Pranidhana es probablemente la más difícil de los Yamas y Niyamas a seguir. Como hemos mencionado, no es un Dios sentado en un pedestal al que nos rendimos; es la Realidad última, y ​​la realidad puede ser bastante aterradora a veces.


Todo lo que nos preocupa de las cosas sobre las que no tenemos control es la causa principal de nuestro 'dukkha' o 'sufrimiento', lo que significa que nunca nos involucramos completamente en la acción que estamos realizando porque nuestras mentes ya están pensando en lo que podría suceder después. Por ejemplo cuando comenzamos un proyecto y ya estamos preguntándonos si gustará, si tendrá éxito, qué pensará la gente de mi ... La práctica de rendirnos o confiar, aquí requiere que reconozcamos que podemos hacer nuestro mejor esfuerzo en cada situación, pero realmente no podemos hacer más que eso; el hecho de darse cuenta de esto esencialmente nos permite participar plenamente y estar presentes en lo que estamos haciendo, aportando toda nuestra energía a ese momento y experimentándolo plenamente solo por lo que es.


Permanecer fijos y rígidos en nuestros patrones condicionados, hábitos y limitaciones solo conduce a una vida limitada. Confiar es un gran desafío, porque significa trascender el ego, y el ego hará todo lo posible para mantener cierto control. Sin el condicionamiento, las preocupaciones, las percepciones y los juicios que confiamos tan cerca de nosotros, el ego no existiría y, por lo tanto, trata de aferrarse desesperadamente cuando trabajamos para calmarlo.


Rendirse a lo que es requiere confianza en nuestro Ser más profundo, nuestra intuición y el coraje para expresarnos por lo que somos, como somos, con todas nuestras imperfecciones perfectas y eso nos lleva a la libertad.


Confía, todo va a salir bien.


71 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

¡No te pierdas nada!

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro

La información que nos facilitas será tratada a través de Mailchimp, con el fin de enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Podrás ejercer tus derechos en hola@yiyi-yoga.com

© 2020 by Yiyí Gutz . Todos los derechos reservados. Registro en Safe Creative.

Queda prohibida la reproducción total o parcial de imágenes, diseños y textos de esta web.