ELEMENTO FUEGO

Actualizado: 25 de oct de 2019



En sánscrito el fuego se llama Agni, un término que abarca toda la materia en forma radiante, incluidos el sol, la luz, los rayos, el calor, el magnetismo y la electricidad. Las cualidades del elemento luego son energía, calor, luminosidad, resplandor y poder de transformación. El fuego tiene la cualidad de lo que se conoce como rajas, o actividad y pasión.


El elemento fuego es clave para el mantenimiento del bienestar físico. Todos los procesos del organismo, desde el metabolismo celular, suponen la combustión de nutrientes para liberar energía y generar calor. Por ejemplo, si consigues que tu “fuego digestivo” arda a un ritmo constante, los alimentos serán adecuadamente digeridos y tú estarás mejor nutrido y en consecuencia te encontrarás en mejores condiciones para mantenerte lejos de la enfermedad.


Desde el punto de vista emocional, contar con el elemento fuego equilibrado te confiere la capacidad del desarrollo de la valentía necesaria para afrontar los retos de la vida y que no te asuste asumir responsabilidades. Te ayuda a desarrollar cualidades positivas como el honor, la integridad, valentía, carisma, fuerza de voluntad, autoestima y determinación. El elemento fuego, confiere además a tu mente fuerza para reflexionar y considerar. Aumenta tu capacidad para captar ideas, comprender lo que has oído, nutrirte de pensamientos y contactar con tus sensaciones.



Variación de Parivrtta Utkatasana


Desde el punto de vista energético, el elemento fuego está vinculado a manipura chakra, el chakra del plexo solar. Este chakra gobierna el sistema digestivo, así como los músculos y los ojos. Una mala visión , afecciones digestivas, intolerancias alimentarias, diabetes, trastornos alimentarios y tendencia a espasmos musculares pueden responder equilibrando este elemento.


El elemento fuego no es el propio del otoño pero al inicio de éste es cuando se empiezan a realizar cambios que muchas veces nos cuestan. Es el comienzo de volver a las rutinas, la “vuelta al cole” que después del verano y las vacaciones no apetecen nada. Quizá es momento también de comenzar nuevos proyectos que, a veces por el miedo y la inseguridad de las cosas nuevas nos paraliza. Es cuando necesitamos nuestra fuerza interior, ese fuego que nos de el empuje y el coraje que necesitamos para actuar.


Por lo general tenemos la idea del fuego como algo destructor, pero como elemento no debemos olvidar que es también el fuego el principio de todo. Indica así la creatividad, el inicio de las actividades, el movimiento, el entusiasmo.


Las personas con demasiado fuego tienden a ser irritables e impulsivas, teniendo reacciones excesivas y estallando en cólera. Les cuesta dormir y tienden a hablar mucho y rápido, cambiando de idea a medida que las expresan. Para un exceso de elemento fuego se recomienda cualquier actividad equilibrante, hatha yoga, meditación etc., que aparte de otras funciones sirven para serenar a la persona, aunque de primeras, es precisamente lo que no van a querer hacer. Y muchas veces, lo que más te cuesta es lo que más necesitas.


Cuando falta fuego hay falta de vitalidad y de inspiración. No se disfruta del trabajo, no aparece nada nuevo, no hay entusiasmo etc., y así la vida parece una rutina. Cuando la falta de fuego se combina con un exceso de aire tenemos a una persona de mente brillante pero incapaz de aportar cambios de aquello que aprende o que deduce. A aquellos a quienes les falta fuego precisan poner ilusión en sus vidas. Con la ilusión se despierta el entusiasmo, el empuje.


Cuando enfoques tu práctica desde el elemento fuego observa como tu fuerza de voluntad aumenta y la imagen que tienes de ti mismo y la confianza en tus posibilidades mejoran. Probablemente verás como te conviertes en una persona con energía necesaria para poner en marcha pensamientos y sueños.


Introduce en tu práctica asanas de activación abdominal como navasana, phalakasana, vasisthasana o lolasana. Cualquier equilibrio, ya sea de piernas o de brazos, ya que necesitamos nuestro centro para no caernos y también asanas de torsión como parivrtta utkatasana o parivrtta parsvakonasana.


Más adelante hablaremos de la importancia de este elemento en el ayurveda.





Puedes trabajar este elemento practicando varios mudras asociados al elemento agua como Agni mudra, Manipura mudra o Surya mudra.





48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Vayu Mudra

¡No te pierdas nada!

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro

La información que nos facilitas será tratada a través de Mailchimp, con el fin de enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Podrás ejercer tus derechos en hola@yiyi-yoga.com

© 2020 by Yiyí Gutz . Todos los derechos reservados. Registro en Safe Creative.

Queda prohibida la reproducción total o parcial de imágenes, diseños y textos de esta web.