ELEMENTO ÉTER




El éter es definido como el espacio donde suceden los fenómenos. En sánscrito Akasha.


No tiene existencia física, solo existe en forma de distancias que separan la materia. El éter es vacío, liviano, sutil, omnipresente, permeable e incluye todo. Es universal, sin forma e inmóvil. No hay sitio en el universo en que no haya Akasha.


Espacio es elemento primordial dentro del cual los cuatro elementos secundarios emergen y operan.


Todo cuanto existe se da en el espacio. En él todo se hace y todo se disuelve. Es intangible pero preciso para la existencia manifiesta, es el principio y el final de todo. No es pues una realidad sensorial.


El elemento espacio es dónde el prana fluye.

En nosotros este quinto elemento representa la conciencia despierta, es decir a darnos cuenta de la realidad de lo que somos y de lo que todo es.


Cuando este elemento está equilibrado tenemos tiempo para todo, tolerancia para todo, lugar para todo. Todo tiene cabida en nosotros y somos capaces de aceptar, entender y procesar todo lo que nos pasa.


Cuando hay un exceso de espacio nos encontramos “flotando” sin conexión con los demás elementos. Estamos perdidos en una realidad que no entendemos. Estamos desarraigados de lo que es la vida, hasta llegar por ello a pasar por momento depresivos. No sabemos qué o quienes somos.


Por otra parte, la falta de espacio hace que la persona se vea dominada por las circunstancias y cualquier pequeño problema parezca una montaña. Además tener poco espacio hace que otro elemento se manifieste en exceso y ello determina nuestras reacciones.


Trabajar el elemento espacio supone conocer la naturaleza de la mente. Y ello nos hace libres pues no dependemos de las circunstancias externas que pasan en nuestra vida. No buscamos fuera la causa de nuestros males o problemas. No nos identificamos con nuestros errores o situaciones personales, nos aceptamos a nosotros mismos y ponemos nuestro juicio propio por encima de opiniones ajenas. No juzgamos ni catalogamos las cosas y tendemos a salirnos del mundo dual de bueno/malo. Practicar estos puntos supone equilibrar el elemento espacio.


Este elemento engloba a todos los elementos y si los otros están equilibrados también lo está el espacio.





Es importante crear espacios, a nivel físico y a nivel mental. A nivel físico, nos ayudará una práctica de apertura. Apertura de pecho, apertura de caderas, apertura de hombros… Crea espacio en tu articulaciones y en tu pecho, buscando expansión. Mentalmente la meditación te ayudará a crear ese espacio necesario que nos permite avanzar.


Más adelante hablaremos de la importancia de este elemento en el ayurveda.





53 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

CRISIS

¡No te pierdas nada!

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro

La información que nos facilitas será tratada a través de Mailchimp, con el fin de enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Podrás ejercer tus derechos en hola@yiyi-yoga.com

© 2020 by Yiyí Gutz . Todos los derechos reservados. Registro en Safe Creative.

Queda prohibida la reproducción total o parcial de imágenes, diseños y textos de esta web.