Asteya, no robar.

Asteya sería “ no robar”.

¡Madre mía! esto se empieza a parecer a los 10 mandamientos...



El objetivo de Asteya es eliminar todas las tentaciones de apropiación injustificada y deshonesta frente a los demás. No tomar lo que no nos pertenece, ni pensar en hacerlo, ausencia de codicia, capacidad de resistir el deseo de lo que no nos pertenece, honradez.


No es tanto robar un banco o robar en el súper, que también. No es sólo robar algo físico o material, también puede ser robar una idea y mostrarla como tuya o apropiarte de un mérito de algún compi de curro.


Malgastar recursos, malgastar agua, electricidad… dejar el grifo abierto, contaminar el planeta, dejar las luces encendidas o gastar más de lo que necesitamos estaría dentro del concepto de Asteya ya que robamos recursos y vida al propio planeta.


El tiempo es precioso, cada momento, cada día que estamos vivos es un regalo. Entonces, por qué desperdiciamos nuestro tiempo tan valioso y muchas veces robamos el de los demás. Perdemos el tiempo en malas relaciones, hábitos, amistades y trabajos. La mente muchas veces nos dice que nos mantengamos donde sea seguro y cómodo, por lo que casi siempre perdemos el tiempo alimentándonos con esos pensamientos negativos que creemos verdaderos y que nos mantienen inmóviles.


Generalmente pasamos también la mayor parte del tiempo pensando en mil cosas a la vez, donde no concluimos nada importante. Otras veces solo pensamos en el pasado, o en las preocupaciones por el futuro.


Hoy, también nos hace perder mucho tiempo en seguir las acciones, comportamientos y hábitos de otras personas, principalmente mediante las redes sociales.


Así que, la práctica de Asteya es sin duda un buen recordatorio para ser conscientes de cómo usamos nuestro tiempo y cómo usar, incluso, el tiempo de otras personas.


El dejarse querer también puede ser, a mi no me interesas pero tú quiéreme.


Y qué decir de esas personas que tenemos cerca que a poco nos van quitando la energía…Lejos, gracias.


Por otro lado, desafortunadamente, dejamos que el miedo nos frene de manera tan significativa, al punto, que nos robamos la posibilidad de vivir buenas experiencias en nuestras vidas, ya sea en el ámbito personal o profesional. Nos mantenemos en puestos de trabajo, relaciones y situaciones que no nos sirven porque tenemos miedo al cambio. La práctica de Asteya en este ejemplo, nos recuerda que no debemos negarnos experiencias en la vida por miedo.


Muchas veces la envidia nos empuja a querer más y de ahí nos alejamos de asteya. Una actitud sin deseo ilusorio nos proporciona una sensación de gran riqueza. Si la sensación de tener lo esencial y lo que viene más adelante, se vive como una alegría o un regalo.


La práctica de Asteya te guía a reconocer tu propio valor para no envidiar el de los demás y a aplicar este aprendizaje en tu día a día. Por lo tanto, es necesario tomarse el tiempo para escuchar internamente lo que en realidad es necesario y desarrollar la gratitud, reconociendo que lo que se tiene, es lo esencial para vivir felices.


En cuanto a la práctica, no es tanto robarle la esterilla a tu compi, que también. Se podría ver más como robarte a ti mismo/a tu propia energía. Eso sucede cuando quieres llegar más allá de lo que realmente puedes en un asana, o cuando quieres pasar a un asana más avanzada pero todavía no tienes las bases bien asentadas ni el alineamiento integrado.


También te robas energía cuando no gestionas bien tu respiración en tu practica u omites la realización de un pranayama que te ayude a gestionar esa energía. Lo mismo pasa cuando no descansas si tu cuerpo te lo pide.


Como siempre, practica desde la escucha.


Incluso en nuestra práctica de yoga, podemos vernos tentados a robar el progreso de nosotros mismos tomando las asanas fáciles, las que sabemos hacer, evitando los desafíos.


Tal vez hay mucha prisa por asistir a una clase de yoga y perfeccionar la forma física, sin embargo, nos olvidamos de limpiar nuestra mente y nuestro interior a través de la práctica.


¿Te has parado a pensar alguna vez en esto? ¿Piensas que eres de lxs que robas? No necesariamente un banco, claro.


Te dejo pensando y pasa una feliz semana!

36 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¡No te pierdas nada!

  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro

La información que nos facilitas será tratada a través de Mailchimp, con el fin de enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Podrás ejercer tus derechos en hola@yiyi-yoga.com

© 2020 by Yiyí Gutz . Todos los derechos reservados. Registro en Safe Creative.

Queda prohibida la reproducción total o parcial de imágenes, diseños y textos de esta web.